La taza de café con leche

Todas nuestras actividades son productoras de un impacto en el ambiente. Todos los objetos que nos rodean utilizaron energía, agua y materia prima para convertirse en lo que son para nosotros. Pero todo ese proceso nos es invisible a los ojos: sólo vemos una taza para el café con leche de todos los días e ignoramos cuántas horas de trabajo, oxígeno, agua, materia prima y electricidad fueron empleadas en su producción.

De la misma manera, ignoramos el camino que recorrerá la taza cuando se nos rompa y la arrojemos al tacho de la basura. Nuestro momento de conciencia se limita al acto de uso, al consumo inmediato, a la satisfacción de nuestra necesidad de tomar algo caliente por la mañana. Sin embargo esa taza tiene una historia de cientos de kilovatios y de litros de agua que terminará en el más profundo anonimato cuando nos deje de ser útil y sea arrojada a la basura. Allí en la basura, emprenderá un nuevo recorrido igualmente ignorado por nosotros: el camino de los residuos. Todo aquello que utilizamos más temprano que tarde termina siendo descartado y esto significa que dejará de prestarnos algún tipo de beneficio para comenzar a causarnos un problema: su disposición. El problema de los residuos atraviesa todas las ciudades del mundo, todos los días son producidas inmensas cantidades de residuos que terminan, en el “mejor” de los casos, en el relleno sanitario (lugares acondicionados para enterrar los residuos).

El problema de los residuos es universal como problemática pero particular en el modo su solución. Está demostrado que los planes de gestión de residuos que vienen de afuera fracasan al desconocer la realidad concreta y local. Por eso es necesario la elaboración de un plan basado en lo territorial y de elaboración conjunta, en donde intervengan todos los actores involucrados: el Estado, la sociedad civil, las organizaciones ambientalistas y sobre todo, los recuperadores urbanos que, desde la crisis del 2001 vienen haciéndose cargo de una gestión diferencial en nuestro país.

HOY Campaña CANJE X CAMBIO: hoy podés llevar tus residuos a Bonpland 1661 hasta las 13 hs. y llevarte un plantín. Organiza ECOCLUBES. Para más info concultá en:  www.ecoclubes.org.ar

Anuncios

2 pensamientos en “La taza de café con leche

  1. Totalmente de acuerdo. Donde vivo yo (Melbourne, Australia) por suerte, el tema de minimizar los residuos que van a tierra y aumentar los residuos que se re-utilizan o reciclan esta implantado en la sociedad desde hace tiempo. Como docente, considero que el primer punto de cambio esta en la educacion. Una sociedad educada puede hacer los esfuerzos necesarios para producir cambios y validar la necesidad mundial de producirlos. Casualmente un tema de discusion en mi aula el proximo semestre.
    Felicitaciones por el blog.

    • Gracias Alejandra por tu aporte desde Australia! Estoy convencida de que la educación (la que se da en la escuela y fuera de ella también) es el espacio para transformar al sujeto, sin embargo en la Argentina vamos en cámara lenta… Todos los actores deben comprometerse en la tarea ambiental desde el lugar que cada uno ocupa: el Estado desde su lugar, las empresas desde el suyo, las OSC, los profesionales, los estudiantes… Esperamos poder aportar nuestro granito de arena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s