Alimentos sanos de la semilla a la mesa

Exportadores de productos orgánicos, pocos argentinos disfrutamos de los alimentos libres de agroquímicos. Qué son y por qué elegirlos.

Según el Movimiento Argentino por la Producción Orgánica (MAPO) nuestro país encabeza la lista de los principales productores orgánicos del mundo, sin embargo, este sistema alternativo de producción es aún desconocido por gran parte de los ciudadanos. La presencia de productos libre de agroquímicos es casi nula en las góndolas del supermercado y se los tiende a confundir con los alimentos dietéticos o bajos en calorías. Pero existe un circuito alternativo de producción, comercialización y consumo basado en el cuidado ambiental, el comercio justo y la economía sustentable en el que se inscriben familias que viven del cultivo de la tierra y que proveen alimentos sanos a su entorno. Nos referimos a alimentos producidos con criterio agroecológico respetando los cultivos de estación y el ecosistema local autóctono. Productos que no fueron tratados con agroquímicos (ni insecticidas, herbicidas o fertilizantes químicos) ni fueron modificados genéticamente (transgénicos). Estas son dos características que comparten los productos orgánicos y los agroecológicos. Pero, en qué consisten sus virtudes.

Como explican los Médicos de Pueblos Fumigados los agroquímicos causan impactos en la salud humana no sólo de los trabajadores del campo quienes están en permanente contacto con las sustancias tóxicas, sino también en quienes habitan las cercanías geográficas y, por supuesto, en los consumidores de esos productos. Los alimentos que llegan a los hogares contienen residuos tóxicos que no se eliminan con el enjuague ni el remojo en abundante agua, porque se trata de sustancias que fueron absorbidas durante el todo el desarrollo de la planta. De manera que prescindir de estas sustancias beneficia a todas las personas involucradas y protege el ambiente cuyo equilibrio se ve alterado permanentemente. Las sustancias de los agroquímicos permanecen en la tierra, en las aguas subterráneas y afectan a los demás organismos vivos. Además sus efectos perjudiciales perduran en el tiempo, y requieren de importantes y costosas tareas de remediación ambiental.

Por suerte, en nuestro país existen variadas experiencias de productores orgánicos y agroecológicos; de ferias, comercios y espacios de intercambio de estos productos, inspirados en un modelo de economía justa y respetuosa de la naturaleza. Eligiéndolos estás contribuyendo a desarrollar una economía sustentable, a conservar la riqueza biológica y el patrimonio natural (biodiversidad) del país, a consumir alimentos sanos y ricos; y a tener una actitud responsable frente al consumo.

Anuncios

2 pensamientos en “Alimentos sanos de la semilla a la mesa

  1. Pingback: Agroecología, una alternativa en alimentación | comunicación y ambiente

  2. Sol me parece muy interesante la nota! creo que mas allá de los estudios que existan o no respecto a estos temas, hay una realidad y es que todos sabemos que la mayoría de los productos que consumimos habitualmente tienen algún agregado de alguna sustancia (insecticidas, fertilizantes, lo que sea!) por lo que es posible que tengan algún tipo de impacto sobre los organismos vivos implicados en todo el proceso desde el inicio hasta el consumo. Creo que lo bueno de todo esto es que poco a poco nos estamos interiorizando y dando cuenta de la importancia de consumir productos orgánicos tanto para nuestra salud como para el medio ambiente en el que vivimos. Te felicito por el blog!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s